Posted on 23 Dic 2013

La actividad contó con la participación de elencos y artistas de esta Casa de Estudios y culminó con la presentación de la Big Band UPLA que hizo bailar a todos los presentes.

Alrededor de medio millar de funcionarios (as) y académicos (as) de la Universidad de Playa Ancha celebraron la tradicional Fiesta de Navidad que tras varios años de receso retomaron las autoridades de esta Casa de Estudios con el objetivo de reunir a la comunidad universitaria y promover la unión y el compromiso por nuestra institución.

La actividad comenzó con la intervención del rector Patricio Sanhueza Vivanco, quien manifestó que “me siento feliz de verlos a todos, y efectivamente hace mucho tiempo que no hacíamos esto con la comunidad universitaria. Hoy nos reunimos para compartir y para incentivarlos a vivir una fiesta comunitaria donde todos somos parte de esta gran familia”.

“Creo que debemos repetir este tipo de actividades en forma periódica y llamo a todos a cultivar la paz espiritual y social que tan bien nos hace. Como institución recuperamos una fiesta que muchos recordarán con nostalgia. Por ello, nos tiene muy contentos poder reunirnos y celebrar esta fiesta cuyo tema en común es nuestra universidad”, agregó.

Rector Patricio Sanhueza

Rector Patricio Sanhueza

Luego de las palabras de la máxima autoridad de la UPLA se dio inicio a la programación de la “Fiesta de Navidad”, partiendo con la interpretación de villancicos a cargo de María Teresa Devia; la particular voz de Lorena Álvarez, la clase magistral de Víctor Hugo Arévalo, los bailes pascuenses de Munkun Ayelén, el folclore de Los Huasos de Montealegre y la música de la Big Band UPLA.

Fueron precisamente estos últimos los que contagiaron a todos los presentes, transformando el gimnasio anexo en una improvisada pista de baile que los animó hasta pasadas las 13.00 horas. Los organizadores del encuentro expresaron su satisfacción al confirmar que se cumplió el objetivo de la celebración, que fue reunir a la comunidad universitaria y promover en ellos la unión, alegría y el cariño por nuestra institución.

“Esta es una actividad que se merece la universidad porque permite a profesores y funcionarios compartir un momento de distensión, y eso nos une y nos da la identidad de camaradería que nos caracteriza como universidad. Realmente fue un buen trabajo, bonito y bien logrado”, expresó Carlos Núñez Salinas, integrante de Los Huasos de Montealegre y académico de la Facultad de Arte.