Posted on 24 Abr 2018

Improvisaciones Temporales y Accidental son las dos actividades con que se conmemorará esta efeméride.

Día Internacional de la Danza

Las actividades se desarrollarán los días 25, 27 y 28 de abril

Con dos actividades se celebrará en la Sala de Arte Escénico de la Universidad de Playa Ancha Sala el Día Internacional de la Danza, conmemoración que fue instaurada por el Comité de Danza Internacional del Instituto Internacional del Teatro (ITI/UNESCO) en 1982 y que recuerda la fecha (29 de abril) del nacimiento de Jean-Georges Noverre (1727-1810), a quien se le atribuye la creación del Ballet Moderno.

Es por ello, que se ha programado para el miércoles 25 de abril, entre las 19:00 y 21:00 horas, un encuentro para la práctica de improvisación denominado “Improvisaciones Temporales”. Sus organizadoras Pita Torres y Soledad Medina invitan a todas aquellas personas que tengan interés en aventurarse en una creación colectiva y sus posibles modos de relación, confusión y transgresión. La actividad es sostenida por el libre juego de las interacciones entre cuerpos presentes y sonidos que se organizan al mismo tiempo.

En esta práctica pueden participar personas dedicadas a la danza, performance, teatro, artistas escénicos profesionales o no profesionales. La participación es libre, sólo se solicita un aporte voluntario por parte de los asistentes.

La segunda actividad es la obra “Accidental”, dirigida por Pita Torres, que se presentará el viernes 27 y sábado 28 a las 20:00 horas en la Sala UPLA.

En el montaje, definido por su directora “como una creación en tiempo real”, tres bailarines indagan y reflexionan sobre el cuerpo como un sistema de posibilidades, explorando miles de imaginarios para entrar en estados que movilicen la escena a través del tacto y del contacto desde el cuerpo y sus afecciones.

Los bailarines se sumergen en experiencias de resistencias y de encuentros sensibles con otros cuerpos. Se juega con el sonido que es crucial, se constituye mediante la captación de alteraciones constantes de los intérpretes.

Pita Torres cuenta que la improvisación como impulsor de la creación en danza permite “experimentar en lo efímero, en lo casual, ser capaces de tomar decisiones dentro de la escena como intérpretes creadores” agregando que “el estado presente y vivo de los cuerpos, en el acontecimiento, en el accidente y en la improvisación siempre es inesperado. Me gusta estar al límite de preguntarme qué debo hacer en ese momento. Ahí es cuando me replanteo la coreografía, la composición y los diferentes modos de hacer en la escena”.

Esta obra de artes escénicas presenta la relación entre tres cuerpos en una declaración de intenciones y una voluntad de resistencia como adaptación y auto-organización. Solo por el hecho de estar, fue imprevisto, pasó y ya está, sin más y sin menos, de forma “Accidental”.