Posted on 13 Abr 2022

La actividad giró en torno al razonamiento de la exposición “De-Cadencia” de JP Neira, quien junto al docente de Licenciatura en Arte Álvaro Miranda expusieron las principales virtudes y problemáticas de la pintura en términos técnicos, pero también conceptuales.

Sala El Farol

Como una actividad pedagógica y de razonamiento respecto de las obras de la exposición “De-Cadencia” del pintor posmoderno Juan Pablo Neira, fue catalogado el conversatorio realizado en la Sala El Farol de Valparaíso, lugar hasta donde llegaron estudiantes de Licenciatura en Arte de la UPLA para interactuar con el artista porteño y con el docente de la Facultad de Arte, Álvaro Miranda Pérez.

La actividad tuvo como objetivo que los estudiantes y el público en general socializara, entendiera y conociera desde el relato propio de Neira las virtudes y problemáticas de la pintura, tanto en términos técnicos como conceptuales. La idea fue que aprovecharan la experiencia y el virtuosismo de un pintor joven, muy talentoso que lleva su propuesta a un lenguaje propio, interpelando al espectador a adentrarse en las disyuntivas actuales y en las problemáticas humanas.

Álvaro Miranda / JP Neira

Para el docente y artista, Álvaro Miranda, involucrar a los estudiantes de manera presencial en este conversatorio fue introducirlos en el mundo de ciertas lógicas individuales que mantienen los artistas desde sus inicios. “Abordamos sus actitudes, conceptos propios de personalidad que perfilan una metodología de trabajo, procesos de obras y como estos se vuelven cada vez más sofisticados y complejos, métodos de investigación visual de referentes de la tradición pictórica para que puedan ser aprovechados y materializados con las problemáticas actuales que estamos viviendo como sociedad”, argumentó.

Juan Pablo Neira, Licenciado en Arte de la Facultad de Arte de la Universidad Playa Ancha, es un pintor figurativo, que plantea en su obra una mirada crítica e irónica respecto de diversas situaciones de desgaste y decadencia que observa en nuestra época. En ese sentido, explicó que “los 18 cuadros de ‘De-Cadencia’ representan un mensaje reflexivo hacia el arte, hacia el comportamiento humano. A pesar de ser bien variados unos con otros creo que todos dicen algo, no hay ningún cuadro que no diga nada. Hasta el más pequeño dice algo y para ello el espectador debe observarlos primero e interpretarlos de alguna manera después”.

Estudiantes de Licenciatura en Arte

“Lo que hoy tratamos tiene que ver con mi pintura y todo lo que simboliza. Es decir, hablamos de la técnica que se ocupa, de las reflexiones que contiene la pintura, del proceso creativo que parte siempre de ideas, que en mi caso es de contenido político-social y de cuestionamientos al arte o las disciplinas del arte. Hablamos de lo difícil que es armar un cuadro, pero armarlo visualmente en la mente por medio de un recorrido de un sinnúmero de imágenes de la historia del arte y de pintores a cuales recurrir. Entonces cuando ya tengo armado el cuadro en la mente, el pintarlo, ya resulta más fácil, pues es solo dibujar y pintar”, agregó Neira.

Respecto al conversatorio el artista porteño detalló sentirse muy contento de contribuir a las generaciones nuevas que estudian la misma carrera que él estudió. “Cuando uno está en esa etapa, está lleno de ideas e inquietudes, entonces creo que sirve encontrarse con alguien que haya recorrido un poco más de caminos y que pueda mostrar lo aprendido con el tiempo. En ese sentido creo sentirme bien por haber aportado”, finalizó.