Posted on 30 May 2014

La actividad liderada por la académica Solange Durán y ejecutada por futuros fonoaudiólogos procuró evaluar a 30 estudiantes de primer año de la carrera.

Detectar las principales falencias vocales de los estudiantes de primer año de la carrera de Teatro de la Universidad de Playa Ancha, fue el objetivo de la Docencia Clínica realizada en la Facultad de Arte por 12 futuros fonoaudiólogos de la Universidad de Valparaíso, en conjunto con el área de Voz de la Universidad de Playa Ancha que coordinada la docente, Solange Durán Elicer.

Diagnóstico de calidad vocal

Diagnóstico de calidad vocal

Al respecto, la evaluadora vocal de Teatro, Solange Durán, explicó que “la actividad consistió en diagnosticar la calidad de la voz de los estudiantes evaluando el rango de fiato, respiración, anatomía y postura, para luego abordar esos aspectos, tomando en cuenta que la voz será el instrumento de trabajo de los futuros actores que empezamos a formar”.

“Entonces, buscamos detectar cuales son los requerimientos de cada estudiante en particular para potenciarlos y fortalecerlos en relación a su voz. De esta forma, los guiaremos para que ellos puedan explosionar todas sus capacidades creativas y que no tengan a futuro un daño vocal”, agregó la académica de la Facultad de Arte.

Alondra Castillo Delgado, fonoaudióloga y profesora de la Universidad de Valparaíso, aclaró que a través de la Docencia Clínica, se atendió a los pacientes de la carrera de Teatro de la UPLA para “detectar cuales son los alumnos que tienen necesidad de terapia, ya sea de voz o de habla e ir tutorizando las prácticas de alumnos para que se hagan los tratamientos en la universidad, y adaptado al contexto donde se desenvuelven”.

“Con esta evaluación buscamos detectar difonías (alteraciones de la voz) o alteraciones de articulación o de habla de los jóvenes, que pueden ser defectos articulatorios previo al ingreso a la carrera. Una vez detectados los problemas se realizarán sesiones semanales individuales de respiración, postura, pautas de higiene, control del abuso y mal uso de la voz y ejercicios de emisión para ayudar a resolver la patología vocal”, dijo la encargada de la Docencia Clínica.

Cabe mencionar, que junto con trabajar las técnicas para mejorar la voz de los alumnos, cada uno de ellos se hará responsable de su instrumento vocal, tomando conciencia de su cuidado, para así alcanzar el nivel que se requiere y comenzar un entrenamiento de alta exigencia.