Posted on 27 Sep 2021

La propuesta presentada por la diseñadora gráfica y Magíster en Arte de la UPLA, Bárbara Elizondo Galaz, pretende además realizar un reconocimiento a una de las técnicas ancestrales presentes en la capital de la provincia de Petorca.

Vitrina cooperativa de artesanas Hilacoop

Reconocer, rescatar y preservar la práctica del teñido natural que emplean y mantienen los y las artesanas textiles de La Ligua, fue el noble objetivo que la diseñadora gráfica y Magíster en Arte de la UPLA Bárbara Elizondo Galaz propuso para concretar el proyecto “Rescate y Difusión de la Memoria del Teñido Natural en la Localidad de La Ligua”, propuesta con la cual pretende evitar que se olvide esta técnica ancestral.

El proyecto, que se adjudicó recursos del Fondart Nacional en la Línea Diseño, modalidad Investigación, busca primeramente realizar un reconocimiento respecto a la memoria del teñido natural y a la obtención de colores por medio de elementos de la naturaleza, para luego recuperar, reinstalar y difundir esta práctica mediante el relato oral de los y las artesanas.

Bárbara Elizondo manifestó que esta investigación (agosto 2021-junio 2022) es relevante y es un aporte a la sociedad en el sentido que la transferencia de conocimientos es un legado ancestral y un traspaso cultural que se realiza de generación en generación. “Para ello es esencial la entrevista a personas de La Ligua que mantengan viva la práctica del teñido natural, ya que el relato es necesario para así interiorizarse y adquirir las técnicas de trabajo que utilizan los y las trabajadoras textiles de este sector”.

“Existen muchas personas en La Ligua que practican el teñido natural, pero no quieren dar a conocer su testimonio por miedo a que sus ideas de trabajo puedan ser copiadas y por ende perjudicar sus ingresos económicos. Sin embargo, quiero manifestarles la más absoluta tranquilidad en ese sentido, ya que este proyecto propone solo beneficiar y mejorar el aspecto económico y cultural de los y las entrevistadas, pero sobre todo traspasar su legado a las nuevas generaciones para que esta tradición liguana permanezca en el tiempo”, explicó Elizondo.

Bárbara Elizondo Galaz

Según la diseñadora gráfica, entre las actividades comprometidas para concretar lo descrito anteriormente se encuentra la realización de un registro audiovisual de 10 minutos, el que mostrará a los y las entrevistadas relatando sus conocimientos sobre el teñido natural de las lanas, los colores más utilizados, quién les enseñó esta práctica y cómo incorporan nuevos diseños a los tejidos que elaboran.

Además, y para difundir esta investigación y sus resultados, se contempla el diseño de una página web que muestre a los y las cultoras que actualmente trabajan sus productos textiles, y la realización de un libro digital que ponga en valor la transferencia de la práctica del teñido natural como un legado ancestral y cultural a las nuevas generaciones.

“La importancia de reconocer a los y las cultoras y registrar su trabajo textil y teñido propiamente tal, se debe a que esta es una técnica que se encuentra en riesgos de desaparecer, debido principalmente a factores relacionados con su práctica, difusión y dedicación, así como por la falta de materias primas en la zona, tanto de vegetales como de lanas naturales para teñir. Situación preocupante, ya que desde siempre esta actividad ha sido un aporte a la sociedad y a la economía local de La Ligua”, finalizó la responsable de la investigación.