Posted on 6 Dic 2013

Nueve jóvenes del recinto ubicado en Valparaíso, formaron parte por un día de los trabajos de expresión gráfica que realizan 22 estudiantes de las diferentes pedagogías de la Universidad de Playa Ancha.

Gracias a una iniciativa del Licenciado en Educación, Cristian Pizarro Vocar, nueve niñas con problemáticas sociales del SENAME de Valparaíso, llegaron hasta la Facultad de Arte de la Universidad de Playa Ancha para participar del taller de Dibujo Artístico que conforman 22 estudiantes de Pedagogía en Biología, Inglés, Castellano, Educación Diferencial, Educación Física y Educación Básica.

El objetivo de la actividad fue fortalecer y potenciar las relaciones interpersonales y autoestima de las jóvenes, para de esta forma apoyar a su reinserción en la sociedad, mostrándole las diferentes alternativas que tiene el mundo, tanto laboral como artístico.

Cristian Pizarro Vocar

Cristian Pizarro Vocar

Cristian Pizarro Vocar, profesor de Artes Plásticas e instructor de las carreras pedagógicas, explicó que “la idea fue recibir chicas del SENAME para que interactúen con los alumnos de los talleres y de alguna manera hacerlas sentir que lo artístico está en todos los jóvenes de nuestra sociedad, y que a través de esta gráfica expresiva pueden potenciar su autoestima y su forma de relacionarse”.

En cuanto a la participación de las menores, el académico UPLA reconoció que se mostraron muy contentas, expectantes y sorprendidas con esta experiencia. “Ellas tomaron el ritmo del trabajo artístico y lo pasaron muy bien. Estuvieron muy contentas y les gustó el taller, principalmente por el recibimiento de los alumnos que fueron tutores y monitores, lo que permitió que haya salido todo mas allá de lo esperado”, finalizó.

Ximena Ponce, profesora del Taller de Arte del SENAME Valparaíso, expresó que “esta es una actividad en conjunto relativa a talleres de arte que organiza la Oficina de Vinculación con el Medio de la UPLA en nuestras dependencias. Pero en esta oportunidad quisimos traer a nueve niñas para que vivan in situ el trabajo con alumnos de pedagogía y pudiesen vivenciar la experiencia de estar en un taller”.

“Por las características de las niñas, algunas no manejan muy bien las técnicas, pero si les gusta mucho pintar, colorear y expresarse por medio de este vía. Soy una convencida que los niños y niñas a través del arte presentan cambios y logran canalizar algunos problemas, principalmente de estados de ánimo. Todo lo que ellas pueden reflejar, identificar o expresar lo logran a través del arte, ya que es un efecto sanador y relajante”, manifestó Ponce.