Posted on 30 Abr 2015

Cinco integrantes de Tersum Canticum fueron invitados a participar de la producción “El ascensor volador” del director Raúl Peralta Moris.

Grabaciones "El ascensor volador"

Grabaciones “El ascensor volador”

Un importante trabajo musical realizaron cinco músicos del Conjunto de Cámara Tersum Canticum, perteneciente a la Facultad de Arte de la Universidad de Playa Ancha, quienes fueron los encargados de musicalizar la película-documental “El ascensor volador” que dirige el productor porteño Raúl Peralta Moris.

Fabián Arancibia, Marcelo Ibáñez, Joaquín Lazcano, Gabriel Sánchez y Javier Villalobos reconocieron que el arreglo musical se originó gracias al hallazgo de unas partituras (Recuerdos de Valparaíso) del destacado músico austriaco Johann Strauss dedicadas a Valparaíso, las que nunca se habían ejecutado por permanecer todo este tiempo en el anonimato.

Marcelo Ibáñez, director de Tersum Canticum agregó que “recibimos la invitación de Raúl Peralta en noviembre de 2014 para ser parte de este gran aporte cultural a nuestra ciudad. La música corresponde a un vals para piano escrito por Strauss, y para nosotros es una gran oportunidad como músicos interpretes, sobre todo por los arreglos que hicimos de esta inédita creación”.

Raúl Peralta, director de “El ascensor volador” explicó que “a los músicos los contactamos por medio de docentes que tenían relación con las artes y la universidad. Era importante mostrar su trabajo y proyectarlos en una ventana tan relevante como una película del puerto principal y su historia. En este caso que fuese gente de la ciudad como parte viva y creativa en este film en que logramos captar e implementar el apoyo de compositores y ejecutores musicales de gran renombre que forman parte de la banda sonora de la película”.

"El ascensor volador"

La película-documental recrea el pasado y presente de la ciudad de Valparaíso

La película

La propuesta cinematográfica pretende recrear el pasado y presente de la ciudad de Valparaíso, permitiendo con ello recorrer los aspectos más relevantes de sus vivencias, lugares y gente que le dieron vida, y que aún generan motivación en torno a una ciudad ícono en Chile y con exposición mundial.

“El ascensor volador” sumerge al espectador en un viaje mágico por escaleras, marineros errantes, poesías y colores que lo llevan a descubrir el encantamiento de un puerto vivo. La historia lo traslada a un viaje fantástico al Valparaíso desconocido, al que se pinta, escribe y canta, teniendo como hilo conductor un ascensor que viaja a través del tiempo, con dos personajes lúdicos que dan vida al relato.