Posted on 27 Nov 2014

Primeras experiencias de práctica de los futuros profesores de Artes Plásticas de la Facultad de Arte de la Universidad de Playa Ancha, emplean atractivas metodologías.

"Naturaleza y Arte"

“Naturaleza y Arte”

Estudiantes de primer año de Pedagogía en Artes Plásticas de la Facultad de Arte de la Universidad de Playa Ancha recibieron a escolares de tercer año básico del colegio Alimapu de Valparaíso, en la actividad “Naturaleza y Arte” organizada por los mismos universitarios.

La acción es parte del proyecto “El Despertar de la Expresión Humana, a través de la Triada EducArteSana”, destinado a la implementación y uso de espacios didácticos de observación para el desarrollo de prácticas procedimentales y reflexivas, que financia Convenio de Desempeño en Formación de Profesores.

Los futuros profesores de Artes Plásticas de la UPLA, guiaron a los escolares en torno a la metodología de la enseñanza de las artes, mediante la naturaleza. Efectuaron reciclaje de botellas plásticas para convertirlas en macetas, les explicaron el uso de los colores, las pintaron, decoraron y plantaron en ellas semillas de hierbas y hortalizas, de manera de motivarlos en el desarrollo del lenguaje de la imagen.

Víctor Maturana

Víctor Maturana

“El circuito de estaciones fue ideado por los propios estudiantes. La idea es ir empoderándolos con el quehacer del profesor, que sean capaces de adelantarse a lo inesperado y que de apoco asignen relevancia a su profesión, así desde el lugar donde estén puedan iluminar”, explicó el académico del Departamento Disciplinario de Artes Visuales de la Facultad de Arte, Víctor Maturana, responsable del proyecto.

Maturana sostuvo que la causa de estas generaciones es la naturaleza y es por eso que se decidió que desde dicho ámbito partieran las metodologías y aprendizajes relacionados con las artes visuales.

Emoción en la educación

La propuesta se construye de una intención pedagógica de explorar nuevas dimensiones del conocimiento transdisciplinario, desde el rol del arte como fortalecimiento de la institución educativa, para el desarrollo de la consciencia y el bienestar. El arte funciona tanto como puente y finalidad en los procesos de enseñanza-aprendizajes, y estos reflejan en sí mismos el proceso de desarrollo de consciencia y el estado del bienestar humano.

Paula Miranda

Paula Miranda

La psicóloga Paula Miranda precisó que el proyecto busca resignificar el concepto de proceso de enseñanza-aprendizaje, que es más bien cíclico. “El camino para concretarlo es dándole espacio a la emoción en la educación, no solo como medio, sino como un fin. A través de la emoción se pueda dar cuenta de nuestros aprendizajes”.

Uno de los monitores, Nicolás Encalada, comentó que “unimos el concepto de recolectar elementos diversos para crear productos nuevos”. Al final los niños se fueron con una planta de recuerdo.

“Me gustó mucho pintar el macetero y plantar una semilla de cilantro”, manifestó Joaquín Gómez, de tercero básico del colegio Alimapu.

La iniciativa en primera oportunidad recibió a escolares de tercero medio del Instituto Marítimo, y en los primeros días de diciembre recibirá a niños en situación de discapacidad de Viña del Mar, con lo que los novatos universitarios tendrán la experiencia de trabajar con grupos etáreos distintos. También visitaron en La Calera el Concurso de Murales de El Melón, actividad artística relevante para fortalecer la enseñanza de las artes visuales.

Con el fin de complementar la formación de los estudiantes y profesores, todas las actividades quedan registradas en fotografía y video. Luego editarán una “docu-película”, que permitirá replicar la experiencia en otras aulas.