Posted on 8 Ene 2015

El pintor y académico de la Facultad de Arte de la Universidad de Playa Ancha tuvo un intenso año que fue coronado con la obtención del premio Trayectoria Artística Cultural Regional del CNCA.

José Esteban Basso

José Esteban Basso

Con la adjudicación del premio a la Trayectoria Artística Cultural entregada por el Consejo Regional de la Cultura y las Artes, el destacado pintor nacional y académico de la Facultad de Arte de la Universidad de Playa Ancha José Esteban Basso cerró el 2014 como uno de los periodos más fructífero que recuerde en su vida como artista.

El académico reconoció que todos los años tiene bastantes eventos, pero este realmente estuvo colmado de invitaciones. “Tomé prácticamente todos los desafíos que se me presentaron, lo cual fue bastante agotador, pero pudimos cumplir con todos gracias a la ayuda y apoyo de la gente que trabaja conmigo”.

Basso comenzó el 2014 aceptando una invitación de la Municipalidad de Valparaíso para exponer en febrero en la Galería Municipal hasta donde trasladó la “Retrospectiva” que presentó en el Museo Nacional de Bellas Artes de Santiago. Luego participó en exposiciones colectivas e individuales en las ciudades de San Francisco y New Orleans en Estados Unidos; representó a Chile en Art Lima (Perú) y Chile Arte Contemporáneo (Ch.ACO). A esto se suma el lanzamiento del disco “The Last Promenade” con su agrupación de jazz “Sexteto de los Tiempos” donde se inserta como reconocido baterista.

“Retrospectiva” en Galería Municipal de Valparaíso

“Retrospectiva” en Galería Municipal de Valparaíso

En noviembre inauguró dos exposiciones simultáneas, una en la Sala Nemesio Antúnez de la Universidad Metropolitana de Ciencias de la Educación (UMCE) y otra en la Galería Caballo Verde de Concepción, finalizando con la exposición colectiva “Delirios latentes / 5 pintores de la Facultad de Arte”, que reúne las obras de los estudiantes del Taller de Pintura que dicta el artista y que permaneció hasta el 28 de diciembre en el Museo Lord Cochrane de Valparaíso.

Con una personalidad inquieta cuyos intereses artísticos van desde la plástica al sofisticado mundo del jazz, José Basso se caracteriza por llevar a cabo una serie de proyectos en forma simultánea pasando por la pintura, fotografía, gráfica, grabado, video arte e instalaciones escultóricas.

-Tras un 2014 de variadas actividades, ¿cuál es su evaluación?

“Fue un año fantástico, porque a pesar de lo agotador de todas las actividades, pudimos sacarlas adelante y hacerlo bien. Pero todo es un premio en sí mismo porque el resultado es la consagración de algo. La evaluación creo que ha sido muy buena en la medida que cumplimos con todos los desafíos propuestos a principio de año”.

-¿Cómo compatibiliza la parte académica con el tema de exponer?

“Estos dos aspectos significan un doble esfuerzo personal y colectivo. Si uno tuviese el tiempo solo dedicado a las exposiciones tanto en Chile como en el extranjero sería un poco más fácil, pero efectivamente se vuelve un trabajo de obsesión prácticamente al tener que compatibilizarlo con las clases. Afortunadamente hago docencia solo en la Universidad de Playa Ancha, lo cual juega a mi favor, pero es un esfuerzo y una labor que se saca adelante planificando bien el trabajo durante todo el año”.

"La Casa del Agua"

“La Casa del Agua”

-A las múltiples exposiciones realizadas en Chile y en el extranjero también inauguró “La Casa del Agua” y el mural “200 flores” en la biblioteca de la universidad, ¿qué nos podría comentar de estas muestras?

“La escultura ‘La Casa del Agua’ es un proyecto colectivo que teníamos pendiente de 2013 y que fue planteado y realizado por alumnos de la universidad. Se trata de una obra compuesta por alrededor de mil maderos recolectados en las costas de la provincia de Valparaíso, y representa un llamado de atención respecto a la escasez y cuidado del agua a nivel mundial. Este fue un trabajo muy interesante por la manera como se resolvió su ubicación, y que finalmente se instaló para siempre en la Biblioteca Central de la UPLA.

Respecto al mural ‘200 flores´ debo decir que en torno a él había todo un misterio, ya que estuvo guardado por cuatro años y toda la comunidad universitaria sabía de su existencia, pero no sabían porque no se había instalado. Esta obra de arte fue desarrollada el 2010 por académicos, funcionarios y estudiantes de la institución y representa cuatro ideas fuerzas que tienen que ver con la diversidad, el pluralismo, la unidad y la defensa de los derechos humanos”.

Premio "Trayectoria Artística Cultural Regional" del CNCA

Premio “Trayectoria Artística Cultural Regional” del CNCA

-En cuanto al reconocimiento por parte del Consejo de la Cultura y las Artes, ¿qué significó para usted recibir el premio a la Trayectoria Artística Cultural Regional 2014?

“La verdad me sorprendió, pero cuando lo supe me puse muy contento y agradecido. Son esos premios que en el fondo esperas, porque hacen un reconocimiento a una determinada trayectoria. Entonces siento que todo el trabajo del año y de mi carrera artística ha sido reconocido, y eso es importante. Realmente es como que nada se hizo en vano y eso es realmente muy interesante. Ahora los premios se postulan y alguien lo hace. Para mí fue una sorpresa absoluta porque no tenía idea de la entrega de este premio por parte del Consejo de la Cultura a mi trayectoria artística cultural, tomando en cuenta que es el segundo año que esta institución lo instauró”.

-El año 2014 fue muy fructífero para usted, ¿qué espera para el 2015?

“En marzo parto con una muestra en la Feria de Lima. Luego tengo una exposición individual en la Galería Artespacio de Santiago (mayo) para lo que trabajamos fuertemente para juntar las obras, y posteriormente voy a estar en la Feria Chile Arte Contemporáneo (Ch.ACO) y en el Museo de New Orleans”.

Mural "200 flores"

Mural “200 flores”

Trabajo académico

-Usted mencionaba que las muestras colectivas las trabajaba con alumnos, ¿qué conocimientos quiere traspasar a ellos?

“Principalmente son cosas de metodología y de traspasar la experiencia de hacer un proyecto y sacarlo adelante a como dé lugar, los alumnos son testigos privilegiados de ese esfuerzo. Creo que eso es la mayor enseñanza que queda, de que uno se propone algo, lo hace con la máxima de las voluntades y luego lo presenta de la mejor manera posible. Los estudiantes aprenden cosas importantes en el arte que es la voluntad, la creatividad, la responsabilidad y que los plazos de entrega o exhibición no se pueden correr”.

-Desde su punto de vista, ¿cómo lo toman los alumnos?

“Hay de todo. Hay alumnos que son entusiastas desde un principio como sucedió con la exposición del curso de Pintura Avanzada realizada en el Museo Lord Cochrane. Ahí los alumnos tenían ganas, querían exponer de todas maneras, costara lo que costara. Para ello trabajaron fuera del horario académico con total disponibilidad y el deseo absoluto de cumplir con los plazos exigidos.

Pero hay otros casos que no, que se van contagiando en el camino, y hay gente que definitivamente dice que no y que se fija más en los créditos de la obra, pero son muy pocos. Entonces hice los proyectos de forma optativa, es decir el que quería participar que lo hiciera. La idea siempre es que se vayan interesando solos, lo que ha permitido que terminen súper entusiasmados en cada uno de los proyectos que hemos hecho”.

Feria Art Lima 2014

Feria Art Lima 2014

-¿Cuál es el mensaje que le entrega a los estudiantes o artistas jóvenes?

“El consejo es que tienen que seguir trabajando y ser optimistas. Ellos deben saber que les va a ir bien y estar muy conscientes de sus talentos en general para tener las vías de desarrollo de sus trabajos muy claras. Les diría que tienen que seguir creando de manera más consecuente, con la mayor voluntad y haciendo una obra, en un principio, más experimental pero luego convertirla en un trabajo de propuestas muy claras y de ahí hacer una construcción de obra para lograr armar un propio lenguaje.

Si cumplen con ese principio el mundo del arte se va a preocupar de buscarlo, ni siquiera este artista nuevo va a tener que ir con su carpeta bajo el brazo y con un CD a una galería y presentarse, esas posibilidades están abiertas. Hoy hay muchos caminos para los artistas jóvenes en disciplinas como el graffiti y el comic y en cada uno de ellos hay un mundo entero que desconocemos”.

-Por último, ¿cómo catalogaría su estilo como artista?

“Mi trabajo varía, porque partí como artista gráfico, luego pintor, pero todo de manera simultánea. He hecho pintura, fotografía, gráfica, grabado, video arte e instalaciones escultóricas. En realidad lo que me ha caracterizado siempre ha sido justamente llevar a cabo una serie de proyectos paralelos en casi todos los ambientes de las artes plásticas. A esto se suma la música, por eso es difícil que me pueda catalogar. Una de las cosas más conocidas en Estados Unidos es la pintura, pero en Chile desde que partí, me han conocido por distintas expresiones artísticas. Ahora lo que podía envolver un poco todo es el estilo minimalista, el estilo de trabajar con pocas cosas, eso es como transversal a todas las distintas disciplinas, trabajo con pocos elementos de manera muy depurada. Entonces siempre se ha dicho de mí que soy un artista cercano al minimalismo. Una especie o mezcla entre romanticismo y minimalismo. Eso podría ser a nivel de estilo”.