Posted on 14 Jun 2016

El estudiante de Pedagogía en Educación Musical de la Facultad de Arte interpretó una serie de temas de corte latinoamericano en compañía de los músicos Isaí Pizarro y Matías Leyton.

Jonathan Báez

Jonathan Báez

Un repertorio basado en melodías de corte latinoamericano, compuestas durante los últimos tres años, fue lo que interpretó el guitarrista y estudiante de Pedagogía en Educación Musical de la Facultad de Arte, Jonathan Báez, en la vigesimonovena edición de la Temporada de Conciertos de la Universidad de Playa Ancha.

El músico viñamarino explicó que su presentación incluyó una decena de temas propios que estrenó en esta ocasión y que son fruto de un arduo proceso de creación. “Son piezas hechas especialmente para instrumentos como el triple colombiano y guitarra clásica. Son producciones que se han ido generando con la experiencia que uno va adquiriendo a través del tiempo, y por estar contacto con nuevos ritmos, lo cual permite componer nuevos temas que hacen que la música circule y se renueve constantemente”, agregó.

En la oportunidad, Jonathan Báez compartió escenario con los músicos Isaí Pizarro y Matías Leyton, con quienes se encuentra trabajando en un nuevo proyecto a largo plazo que busca formar una agrupación que de cabida a nuevos repertorios e integrantes con el objetivo de afianzarse, adquirir mayor experiencia, y seguir creciendo como artistas.

Jonathan Báez junto a Isaí Pizarro y Matías Leyton

Jonathan Báez compartió escenario con Isaí Pizarro y Matías Leyton

En cuanto a su participación en la Temporada de Conciertos, el estudiante de cuarto año de Música, se mostró muy agradecido con la organización por abrir este espacio a los estudiantes. “Para mí es un sueño realizado, porque desde que entré a estudiar a la Facultad de Arte esperaba tocar en este escenario. Estoy muy emocionado y alegre porque es lo mejor que le puede pasar a los músicos jóvenes como yo”, dijo.

Carmen Maldonado, integrante del Club de Adulto Mayor de la Villa Rapa Nui de Valparaíso, manifestó que fue un concierto excelente. “Las interpretaciones de los músicos se notó que fueron muy bien trabajadas. Fue muy bueno poder estar aquí, porque muchas veces no tenemos la posibilidad ni el acceso de escuchar este tipo de música en particular. Además, ver el respeto de los alumnos durante el concierto me parece un hecho muy rescatable y fundamental”, reconoció.