Posted on 24 Oct 2013

El académico de la Facultad de Arte UPLA Ricardo Loebell, será el encargado de presentar la cinta el viernes 25 de octubre a las 13.00 horas en la Universidad Santa María.

El académico de la Facultad de Arte UPLA, Ricardo Loebell Silva, será el encargado de presentar el documental “Las cenizas de Pasolini” del artista visual chileno Alfredo Jaar, con el cual se clausurará el Simposio Internacional: La imagen en movimiento y la revolución cibernética que se desarrolla en el marco del 17° Festival de Cine Recobrado de Valparaíso, entre el 21 y 26 de octubre.

Ricardo Loebell

Ricardo Loebell Silva

La cinta de 2009 es un homenaje al ensayista, cineasta y poeta italiano Pier Paolo Pasolini. En 38 minutos se mezclan extractos de entrevistas, imágenes de su asesinato y de sus filmes; situaciones y acontecimientos que Loebell analizará y explicará al público presente.

La presentación está fijada para las 13.00 horas del viernes 25 de octubre, en el Salón de Honor de la Universidad Técnica Federico Santa María, para posteriormente exhibir el documental realizado por el director nacional Alfredo Jaar.

Festival de Cine Recobrado de Valparaíso

El evento tiene como objetivo levantar un proyecto de perfil archivístico, a través del rescate de piezas desconocidas y la búsqueda de materiales inéditos, además de ofrecer un espacio de reflexión y difusión en torno al rescate del patrimonio.

Es así, como a través de los años se ha transformado en uno de los eventos más importante del país y la región en su especialidad, siendo declarado en 2012 Patrimonio Inmaterial y obteniendo nuevamente este año el Fondo de Apoyo al Patrimonio del Consejo Nacional de la Cultura y las Artes.

Desde la fecha de su creación en 1997, el Festival de Cine Recobrado de Valparaíso ha desarrollado una línea curatorial vinculada al archivo, las piezas restauradas y el cine arcaico y primitivo. El festival fue un proyecto identificado con la causa cultural de la ciudad de Valparaíso, en momentos en que la categoría de Patrimonio de la Humanidad (UNESCO) era una aspiración.

Durante todos estos años el festival ha buscado traer directores de cinematecas identificadas con la FIAF (Federación Internacional de Archivos Fílmicos), estableciendo año a año un punto de encuentro y trabajo filmotecario. Profesionales latinoamericanos y europeos han llegado a Valparaíso trayendo una valija de obras restauradas y reencontradas. El festival también ha sido funcional al rescate de películas perdidas del cine chileno. Filmes inéditos se han presentado por primera vez en Valparaíso, en un fascinante viaje por el tiempo y la memoria.