Posted on 1 Sep 2014

La cantautora, junto a los músicos Mauricio Soto, Pedro Barahona y Jaime Mena, interpretaron un repertorio basado en una fusión de música de raíz latinoamericana con un estilo más inclinado al pop-rock.

Una gran presentación brindó la cantautora quilpueína Diana Rojas junto su banda, compuesta por los músicos Mauricio Soto (guitarra), Pedro Barahona (batería) y Jaime Mena (bajo), en el marco del segundo semestre de la vigésimo séptima edición de la Temporada de Conciertos que organiza la Facultad de Arte de la Universidad de Playa Ancha.

Diana Rojas+Banda

Diana Rojas+Banda

La autora y compositora chilena presentó un repertorio de creaciones originales, con textos simples de su autoría y de poetas nacionales que hablan de la vida cotidiana, del amor, de viajes, los que mezclados con sonoridades del folclor latinoamericano dieron paso a un íntimo concierto, presenciado en su mayoría por estudiantes y académicos de la UPLA.

En cuanto al espectáculo, Diana Rojas explicó que “en este concierto tocamos temas que forman parte de mi primer disco que se llama “Hay que gritar”, el cual se compone de creaciones relacionadas con ritmos latinoamericanos. También interpretamos canciones que están incluidas en nuestro segundo trabajo, que estamos grabando, y que se apega más al pop-rock, y que de alguna manera estamos fusionando con la música de raíz latinoamericana”.

“Para nosotros fue un placer tocar en este escenario, más aún si hay gente joven y con conocimientos de música. Ésta, me parece una buena instancia para mostrar nuestro trabajo a un público más instruido. Por lo mismo, estos espacios son ideales, en especial para las bandas emergentes y para que los estudiantes conozcan distintos exponentes de la música actual, lo cual les servirá para su futuro desarrollo como músicos”, dijo la compositora.

Belfort Ruz, profesor de Dirección Coral e Instrumental de la Facultad de Arte, manifestó que “este es un grupo muy bueno en su género, porque la idea de la Facultad de Arte no es solamente que se cultive, desarrolle e incentive la música docta, sino que también se promueva la buena música de inspiración popular, y esta es una muestra de que hay una generación de jóvenes haciendo música, y eso nos llena de satisfacción”.

“La interpretación me pareció muy buena, muy sentida y tiene mucho espíritu. No es una mera ejecución, sino que es una buena interpretación. Como académico, me alegro que vaya saliendo savia nueva, ya que eso restituye el alma. El de hoy fue un excelente concierto, y de eso los estudiantes de la UPLA deben aprender”, finalizó el docente UPLA.