Posted on 10 Ene 2024

El acto homenaje convocó a un centenar de exintegrantes de la agrupación coral, quienes reconocieron el trabajo académico y musical del profesor de la Facultad de Arte tras 48 años de ejercer como docente en la UPLA.

Una emotiva ceremonia de despedida realizaron integrantes y exintegrantes del Coro de Cámara UPLA al académico y director musical Carlos Hernández Silva, docente de la carrera de Pedagogía en Educación Musical de la Facultad de Arte que se acogió a retiro tras 48 años de ejercer funciones académicas y formativas en la Universidad de Playa Ancha.

Fueron alrededor de 100 exestudiantes de distintas generaciones que llegaron hasta el auditorio de la Facultad de Arte, quienes de manera sorpresiva recibieron a Hernández Silva para homenajearlo en su adiós de las aulas recordando anécdotas, vivencias e historias en común que compartieron con él mientras fueron estudiantes e integrantes del Coro de Cámara que el docente formó en 1976.

Aplausos, vítores y palabras de agradecimiento brotaron de manera espontánea por parte de los presentes a medida que la ceremonia avanzaba, actos que reflejaron el reconocimiento y admiración hacia un emocionado Carlos Hernández Silva que de manera estoica presenciaba el homenaje que sus actuales y pasados dirigidos le realizaban en la hora de su despedida, y que antecedieron a los discursos preparados para la ocasión.

Johnatan Vargas Camus, actual integrante de la agrupación coral, en su discurso de despedida dio cuenta de su agradecimiento al director coral por su casi medio siglo de logros académicos y musical que protagonizó, construyendo con ello recuerdos, presentaciones y reconocimientos institucionales, colectivos y personales. “Esta actividad es de alguna manera un momento de reflexión y agradecimiento a nuestro querido director y amigo por hacernos parte del Coro de Cámara de la universidad, porque estar en sus filas nos marcó como coristas, pero también marcó a cada persona que escuchó en una o más ocasiones las siempre distinguidas presentaciones a cargo de nuestro director”.

“Por más que el Coro de Cámara lleve el nombre de la universidad, es de común conocimiento que la agrupación es de Carlos Hernández, su fundador y eterno director. El Coro es el reflejo y resultado de la visión que el maestro ha tenido y de sus años de entrega y dedicación a esta agrupación. Nosotros somos la prueba viviente de que su labor ha sido excelente y de que ha hecho un buen trabajo a lo largo de su carrera musical”, agregó.

Ximena Soto Lagos, directora del Coro de Cámara de la Universidad de Valparaíso y egresada de la carrera de Pedagogía en Educación Musical de la UPLA, en representación de los exintegrantes del Coro hizo hincapié en la formación musical que Carlos Hernández entregó a sus dirigidos, en la disciplina, en la rigurosidad y en la seriedad en el trabajo en pos de buscar siempre un buen resultado musical.

“Hay una escuela coral en la región muy importante que ha sido responsabilidad de él, puntualmente. Eso, sin duda, ha sido su legado, ya que en los distintos lugares que imaginamos hay algún exalumno o exintegrante del Coro de Cámara UPLA dirigiendo una agrupación coral. Es decir, hay un sello característico de él, y eso lo hemos podido llevar cada uno de nosotros a nuestros proyectos personales”, reconoció.

Guadalupe Guzmán, esposa de Carlos Hernández, agradeció a la organización por poder ser participe de la ceremonia de despedida, en el sentido que el acto destacó el prestigio y las tantas alegrías que el académico y director entregó a la Universidad de Playa Ancha. “Agradezco la invitación y felicito a todos quienes se motivaron y participaron en un momento tan trascendental preparado hacia una persona tan importante para nosotros como familia”.

Tras las diversas muestras de cariño, entrega de galvano y reconocimientos a su labor como director y académico, Carlos Hernández Silva dijo sentirse emocionado como nunca antes por el homenaje de sus ahora colegas e integrantes históricos del Coro de Cámara. “Después de 47 años con el Coro este ha sido el homenaje más sensible y de muchas emociones al ver a tanto exalumno y personas que integraron el Coro. Ver hoy el auditorio lleno me conmovió hasta las lagrimas, así que me quedo con este inmenso recuerdo de cariño que creo que es mutuo y recíproco”, expresó.

“Esta ceremonia de despedida fue una sorpresa tan grande porque nunca lo pensé. No quiero decir que esto se termina acá, esto es una continuación, es un momento solamente de reunión con la gente que más quiero y para tomar fuerzas para hacer proyectos. En ese sentido, el maestro Belfort Ruz me habló de un posible proyecto de hacer la Novena Sinfonía de Beethoven con la gente de Valparaíso, especialmente con el Coro de Cámara de la Universidad de Playa Ancha. Así que eso me llevo”, finalizó.

En representación de la Facultad de Arte UPLA, el decano Manuel Chamorro Torres, valoró la actividad organizada por las y los estudiantes, relevando que fue un homenaje mas que merecido hacia un académico y maestros formador. “Que hayan asistido alrededor de un centenar de exintegrantes del Coro de Cámara es producto de lo que el director ha sembrado solamente. Es el reflejo de lo que forjó, cultivó y es la demostración de cariño de por lo menos 15 o 20 generaciones de alumnos egresados de nuestra universidad”.

Cabe mencionar que la acto homenaje contó con la presentación coral del actual Coro de Cámara, que fue dirigido por Javiera Chavalos, que presentó las principales obras de la agrupación. No obstante, el cierre de la ceremonia quedará en la memoria de todas y todos los asistentes, ya que de manera grupal los exintegrantes del Coro de Cámara UPLA interpretaron la obra más característica de la agrupación “Cuando Valparaíso”, la que fue dirigida por última vez por el académico, director, creador y arreglador musical Carlos Hernández Silva.