Posted on 12 Dic 2022

La agrupación UPLA se presentará el miércoles 14 de diciembre (19:00 horas) en el recinto porteño, oportunidad en que cerrarán el proyecto coral infantil desarrollado y practicado con menores de ocho colegios de la región de Valparaíso.

Para el miércoles 14 de diciembre (19:00 horas) está fijado el gran Concierto de Navidad que el Conjunto de Madrigalistas de la Facultad de Arte UPLA ofrecerá gratuitamente en el Teatro Municipal de Valparaíso, presentación con la cual la agrupación coral cerrará el proyecto «El Encanto del Canto. Apoyo al Fortalecimiento del Canto Coral en la Escuela» que desarrolló durante el 2022.

La propuesta musical reunirá en el recinto cultural porteño a niños y niñas de ocho colegios de la región de Valparaíso con quienes Los Madrigalistas realizaron talleres de técnica vocal, practica coral y preparación de repertorios durante los últimos siete meses. Periodo que han contado con el apoyo de directores y directoras de los colegios participantes.

La metodología (activa) utilizada por el conjunto, que dirige el docente Alberto Teichelmann Shuttleton, consideró además diversos aspectos como: escucha activa, realización de juegos musicales para trabajar el ritmo, afinación, altura, empaste, entre otros, donde el principal participante fue la o el alumno.

La iniciativa, financiada por el Fondo de Fomento de la Música Nacional en su convocatoria 2022, contempló -además de los talleres a estudiantes- tres workshop destinados a docentes que dirigen agrupaciones corales, en que se abordaron la elección de repertorio para coros infantiles y juveniles, fisiología y cuidado de la voz y preparación de proyectos culturales.

La finalización del trabajo formativo concluirá con el gran Concierto de Navidad, donde participarán más de 120 niños y niñas (junto a la Orquesta PUCV) de los colegios Champagnat, Hugo Errázuriz, Castilla y Aragón, Sagrados Corazones, Matilde Brandau de Ross, Guardiamarina Riquelme, Santa Clara y Bicentenario People Help People.

Alonso Ramírez, profesor de Música del Colegio Sagrados Corazones de Viña del Mar, reconoció que los beneficios de participar de este proyecto es vital como forma de expresión y también como una manera de llegar al arte a través del propio cuerpo. “Una de las cosas hermosas que tiene el canto es que no requiere nada, solo el cuerpo y el instrumento. Mi motivación básicamente es poder lograr que niños y niñas enfrenten el canto coral y tengan la experiencia de una actividad que les guste y que resulte”.

Marcela Vera Hernández, profesora y directora del coro del Colegio Bicentenario People Help People de Santo Domingo explicó que “abrir este espacio (proyecto) para un niño o niña es súper relevante porque los estándares escolares exigen y los resultados de otras asignatura siempre están a la vista, sin embargo la música es tan silenciosa y es tan potente para producir en ellos y en ellas un trabajo que va desde sus emociones hasta su autoestima, y realmente he comprobado que son niños más felices aquellos que cantan”.

“El trabajo en equipo que veo en los menores es maravilloso, la parte social es muy importante para su desarrollo. Entonces siempre los chiquillos que están en coro o han estado cantando tienen una mayor proyección al estar más en contacto con otras personas y los ayuda a conocerse, por lo tanto el canto coral es sin duda, aparte de ser un nicho cultural potenciador, permite dar alegría por tener amigos y socializar”, finalizó.