Posted on 3 Jun 2019

El catedrático y creador estadounidense-cubano abordó, en la Facultad de Arte de la UPLA, concepciones filosóficas (referencias, percepción del tiempo y el silencio) que ha utilizado en tres de sus principales obras.

Jacinto Orlando García

Jacinto Orlando García

Las referencias, la percepción del tiempo y el silencio utilizado en sus principales obras musicales fueron los conceptos filosóficos que el destacado compositor estadounidense nacido en Cuba, Orlando Jacinto García, abordó en la conferencia que realizó en la Facultad de Arte de la UPLA para la carrera de Pedagogía en Educación Musical.

El catedrático de la Universidad Internacional de Florida, Miami, presentó parte de las obras: “El viento distante II” para clarinete y orquesta de cuerdas, “Una marea creciente” para violín y orquesta de cuerdas y “Un retorno a la fragmentación y el uso del espacio negativo” para violonchelo y orquesta de cuerdas.

En su exposición ejemplificó, en primer lugar, la percepción del tiempo de una obra de arte. “Hay creaciones que permiten experimentar un tiempo que es mucho más cercano al tiempo objetivo y que se sincroniza relativamente con el subjetivo. En cambio existen obras donde la percepción del tiempo no está sincronizada y una obra de 20 minutos puede ser percibida como de 10 y viceversa”.

“Para mí es un desafío experimentar con el congelamiento del tiempo y con el hecho de llevar al público a captar cada momento de una obra, y que este pierda el sentido completo del desarrollo del tiempo objetivo. Me interesa que si alguien escucha una de mis creaciones no tenga noción de su duración, y eso responde a mi idea de cambiar la percepción espacial en el oyente”, expresó el músico.

Jacinto Orlando García

En su charla el músico abordó conceptos musicales como las referencias, la percepción del tiempo y el silencio

Además abordó el concepto de las referencias que tienen las obras musicales tanto fuera como dentro de ellas. Para ello expuso “Una marea creciente”, obra que nació de su lugar de residencia (Miami Beach) donde el crecimiento del mar es una preocupación constante. “Su título se puede confundir con el mar, pero su nombre se debe a que tiene sonoridades que ascienden y descienden. Tienen cierta relación con el comportamiento de la marea y como esta crece y baja en diferentes horas del día”, explicó.

“Esta es una obra interesante que derivó en dos versiones. La parte con violín es un poco más tradicional (en el sentido de solista) que la hecha para chelo. Es una creación con el mismo propósito, la misma idea de quitar referencias, pero su nombre cambia a ‘Un retorno a la fragmentación y el uso del espacio negativo’”, manifestó el artista.

De este título se desprenden dos técnicas. La primera es la fragmentación que hace alusión a una forma de trabajo utilizada en el pasado y que Jacinto Orlando García retomó al elaborar esta obra. La segunda dice relación con los espacios negativos, que en resumidas cuentas para el compositor de origen cubano son esencialmente los silencios.

Jacinto Orlando García

La charla del compositor de origen cubano estuvo dirigida a estudiantes y académicos de Música UPLA

“La obra en su composición tiene muchos silencios. El problema es que no lo podemos oír, no lo podemos medir, pero las ondas siguen; si tuviéramos la tecnología podríamos percibirlas porque se encuentran en algún punto del universo y están flotando en alguna parte. El propósito entonces es tratar de explorar esa idea de que hay un sonido sonando a pesar de que está en la imaginación, con lo que se responde a la teoría de que el sonido nunca se apaga”, concluyó.

Cabe mencionar que la presencia de Jacinto Orlando García en la Facultad de Arte de la UPLA se dio en el contexto del concierto homenaje que ofreció la Orquesta de Cámara de la PUCV en el Club de Viña del Mar de la Ciudad Jardín, que comprendió charlas, conferencias y encuentros con estudiantes de música de distintas instituciones educacionales porteñas.

Al respecto el compositor agregó que los cuatro días en Valparaíso y Viña del Mar fueron una experiencia muy gratificante en lo musical. “Estuve en dos universidades y sentí el entusiasmo de los estudiantes, fue genial. Hay mucho interés por aprender más de la música contemporánea”, reconoció.

Jacinto Orlando García

Actualmente el creador imparte clases en la Universidad Internacional de Florida en Miami

Jacinto Orlando García

Es discípulo del compositor Morton Feldman y además es docente de la Universidad Internacional de Florida en Miami, donde lidera la cátedra de composición. Es un gran promotor de la música contemporánea en Estados Unidos, donde reside. Sus obras han sido estrenadas en diversos escenarios de América, Asia y Europa por destacados solistas y ensambles.

En 2009 su obra “Cuatro Asimetrías” fue nominada a los premios Grammy Latinos, el 2010 su composición “Silencios imaginados” recibió la nominación y en el 2011 “Mixtura” fue seleccionada.

Ha sido premiado dos veces por la Fundación Fulbright (USA) por realizar residencias como compositor y catedrático invitado en Venezuela (1991) y España (1996). Otras residencias incluyen el Centro de la Fundación Rockefeller en Bellagio (Italia, 1999), donde elaboró una obra para la Orquesta Sinfónica Simón Bolívar, y en la Academia Americana en Roma de la Fundación Rockefeller (2000), donde elaboró una obra de cámara para el Continuum Ensemble de Juilliard.