Posted on 23 Ene 2020

La actividad teórica-práctica se centró en el perfeccionamiento del trabajo técnico, de repertorio y de ensamble orquestal de los integrantes del proyecto artístico que lidera el académico de Música de la Facultad de Arte José Godoy Valenzuela.

Estudiantes de liceo artístico Guillermo Gronemeyer

Una extensa jornada de trabajo teórica-práctica liderada por el director orquestal Santiago Cerda Contreras cerró la primera parte de la Escuela de Música Popular que se desarrolla en la Facultad de Arte, y que la integran alrededor de 50 músicos y estudiantes del Liceo Artístico Guillermo Gronemeyer de Quilpué y de la Universidad de Playa Ancha.

La Clase Magistral desarrollada en el auditorio de la Facultad de Arte, permitió al músico y docente de la Universidad de Chile abordar el trabajo técnico, repertorio y ensamble con el objetivo de lograr un mejor funcionamiento instrumental y vocal de sus integrantes como agrupación.

Santiago Cerda explicó que su propuesta de clínica musical se centró en dos temáticas globales: el ensamble orquestal y el ensamble vocal con orquesta. En ese sentido dijo que comenzó abordando las directrices y objetivos que un profesor debe implementar en los colegios para enseñar un instrumento; se continuó -agregó- con el trabajo de afinación, articulación y afinación grupal; para finalizar con lo relacionado con el repertorio propiamente tal.

Director Santiago Cerda

“Quisimos hacer cuatro canciones, pero por un tema de tiempo lo acotamos a dos para abordar todos los contenidos que nos habíamos propuesto. Creo que de alguna manera se cumplió con los objetivos trazados para esta actividad”, finalizó.

José Godoy Valenzuela responsable del proyecto -denominado formalmente “Escuela Semillero Piloto UPLA” que financia el Convenio de Desempeño Regional UPA 1895- agradeció la participación del maestro Santiago Cerda por compartir su vasta experiencia orquestal en el cierre de esta primera etapa de la Escuela de Música Popular, la que se extenderá -según sus palabras- hasta mediados de 2020 con la continuación de clases-talleres, procesos formativos, clínicas con especialistas y actividades de vinculación con el Liceo Artístico Guillermo Gronemeyer de Quilpué.

Sección bronces

Cabe mencionar que la planificación de esta propuesta artístico-musical partió en marzo de 2019, pero recién el 18 de mayo se iniciaron las cátedras formativas (10) en las disciplinas de percusión, bajo eléctrico, guitarra eléctrica, piano popular, trombón, saxo, trompeta, ensamble grupal, canto popular y lectura.

A estos se suma la jornada de vinculación realizada en octubre en el Liceo Bicentenario de Valparaíso donde participaron 80 estudiantes en clases de instrumentos, repertorio y ensamble de piezas musicales que culminó con una muestra musical presenciada por los apoderados de los participantes.