Posted on 25 Abr 2013

Dibujo Proyectista y Diseño Gráfico ya han sostenido reuniones con la Dirección General de Gestión de Calidad (DIRGECAL) para evaluar el estado actual de las carreras.

Importantes reuniones han comenzado a sostener las carreras de Dibujo Proyectista y Diseño Gráfico de la Facultad de Arte con la Dirección General de Gestión de Calidad, instancias con la cual han dado comienzo a su primer proceso de autoevaluación que les permita acreditarse el año 2014.

El trabajo, que se extenderá por todo el 2013, contempla un análisis crítico de las carreras y su estado actual a partir de la consulta a alumnos, directivos, académicos, egresados y autoridades respecto a la infraestructura, laboratorios, proyecto educativo, valores, entre otros puntos. De esta forma, se diagnosticarán las falencias para enfrentarlas a través de un plan formal de mejoramiento.

Juan Carlos Díaz Mateluna, director del Departamento Disciplinario de Arte y Diseño manifestó que estas son las primeras reuniones que les permitirá interiorizarse del proceso de autoevaluación y comenzar a generar la información, con cuyos elementos se preparará un informe final para optar al convenio y posterior proceso de acreditación.

“Con la incorporación de las carreras no pedagógicas en este proceso, podríamos decir que la Facultad de Arte completa entra en estas instancias. Prácticamente faltamos nosotros, somos diseño Gráfico, Dibujo Proyectista, Teatro y Licenciatura en Arte. Si toda la información que recopilaremos está correcta, nos presentaríamos al proceso de acreditación el año 2014, sino haríamos planes de mejoras e innovación de mallas curriculares, que es lo que está pidiendo la universidad a todas las carreras, hasta lograr un cierto nivel e ir al proceso de acreditación”, agregó Díaz Mateluna.

Durante el tiempo de trabajo, las carreras contarán con el apoyo de la DIRGECAL, quienes entregan las indicaciones, conducen el proceso de autoevaluación y acompañan los trabajos durante seis a ocho meses con el acopio de antecedentes, revisión y diseño de todos los documentos.

Claudio Gajardo, encargado de la Unidad de Autoproporción de la Calidad señaló que “la importancia que tiene la acreditación para una carrera es vital, porque los estudiantes que salen de la enseñanza media pueden optar a instituciones de calidad y diferenciarlas con las que no lo son. Es relevante la acreditación para una carrera, porque es un reconocimiento público que tiene respecto a sus pares y de esa forma se da a conocer que las carreras están haciendo bien las cosas y que tiene calidad en sus procesos de formación”.

Agregó también, que apoyan la gestión de los planes de mejoramiento y lo aseguran de manera continua, ya que este proceso es permanente en el tiempo y no solamente en la autoevaluación propiamente tal. “Las carreras mejoran porque van a adoptar criterios de calidad que están normados por la CNA”, finalizó Gajardo.