Posted on 6 Ago 2013

Diseñadora gráfica UPLA elaboró material didáctico para trabajar con pequeños de prekinder, kinder y primer año básico.

Ocho años esperó Carolina Barrios Tubino, Diseñadora Gráfica de la UPLA, para llevar a cabo el proyecto “Ta Aku Vananga Ra’e” (Mis primeras palabras) en Isla de Pascua, y es que en ese periodo postuló en varias oportunidades al Consejo Nacional de la Cultura y las Artes (CNCA) para financiar esta iniciativa que busca rescatar y facilitar el aprendizaje de la lengua nativa -“Vananga Rapa Nui”- en los colegios de la isla.

La profesional, titulada de la UPLA en 2005, se considera una persona “busquilla” y curiosa, tanto en lo personal como en lo profesional, atributos que la empujaron a postular su tesis al CNCA, donde obtuvo el galardón como Tesis de Interés Regional, premio que le permitió viajar a Rapa Nui a desarrollar el tema y conocer el idioma y costumbres de los habitantes de Isla de Pascua.

“Propuse el tema, pero no conocía el lugar. Entonces mi profesor guía de la Facultad de Arte, Guido Olivares, me convenció que sería difícil diseñar sin conocer. Viajé a la Isla y estuve tres meses haciendo mi práctica profesional e investigando sobre el tema. De regreso postulé el proyecto al Fondart (Línea Regional Conservación y Difusión del Patrimonio Inmaterial), solo con un soporte multimedia y no quedé seleccionada. No obstante, el año 2012 lo presenté nuevamente, lo complementé con cuatro libros y fui favorecida”.

Material didáctico infantil

Material didáctico infantil

-¿En qué consiste el proyecto “Mis primeras palabras”?

“Es un material didáctico infantil, creado para el aprendizaje y revalorización de la lengua nativa de Isla de Pascua: El “Vananga Rapa Nui” y surgió de la carencia y necesidad concreta de elaborar material didáctico con pertinencia cultural para la enseñanza del idioma.

Este proyecto se centra en dos personajes, Mata Nui y Kimi Ma’ra, niños que dan vida a los diversos contenidos del libro, haciendo del aprendizaje una actividad entretenida. Posee un lenguaje infantil, alegre y escenarios del mundo que representan la cosmovisión propia de los Rapa Nui, valorando su identidad y generando pertinencia en los contenidos. En cuanto al material educativo, este consiste en mil CDs multimedia y 800 libros. La multimedia fue creada para niños de pre kínder, kínder y primero básico. Son contenidos básicos como colores, números, formas, el árbol genealógico, la familia, las vocales, juegos y alrededor de 70 dibujos que los padres y profesores pueden imprimir. Son aprestos, paisajes. De esta manera, respondí a una falencia que tenían los profesores, ya que debían calcar los dibujos para presentarlos en sus clases”.

-¿En qué te inspiraste para realizar este proyecto?

“Solamente ocupé metáforas del mundo real, de los mismos libros que están presentes en las salas de clases de nuestro país y que traducen en el momento, pero que carecen de pertinencia. Como estuve tres meses allá pude reunirme con las personas, sacarle fotos, conocer sus características y los paisajes más importantes. Todo esto está representado en un CD, desde los personajes hasta los escenarios en que transcurre la enseñanza. Por ejemplo aparecen el colegio, las cuevas y todo gira en relación al mundo de ellos”.

-¿Cuál es el aporte cultural de esta iniciativa?

“Es mantener “vivo su idioma”. Para ello me basé en el diseño instruccional que tiene como concepto central creativo la identidad. Además, pretende comunicar mediante el diseño un lenguaje visual que represente la cosmovisión de los Rapa Nui, desde una perspectiva infantil. Conforma un respaldo en el proceso de enseñanza-aprendizaje y gestión pedagógica de maestros y padres; como también un rescate de la fonética, introduciendo a los niños en la tecnología actual sin abandonar la fidelidad de sus concepciones culturales y valorando su diversidad. Desarrolla aspectos tales como la independencia, autoestima, motivación y lealtad étnica, entre otros. Incentiva el aprendizaje del idioma produciendo un reencantamiento con parte esencial de su cultura”.

Material presentado en colegios de Isla de Pascua

Material presentado en colegios de Isla de Pascua

-¿Dónde se difundirá este material?

“En colegios de Isla de Pascua en un 90 por ciento. Son tres establecimientos y cuatro jardines infantiles los que están en forma activa rescatando la lengua, ya que de kínder a cuarto básico todos los ramos son en Rapa Nui, no así los otros.
Es un material que no se vende y que fue creado gratuitamente para los niños de allá. Los CD y libros fueron repartidos en colegios, en la CONADI, en la Biblioteca Pública y en el Museo Antropológico Padre Sebastián Englert (MAPSE), el cual recopila, conserva e investiga la herencia patrimonial de la Isla de Pascua y su pueblo originario.

En Valparaíso se puso a disposición del Proyecto Educacional Intercultural Bilingüe (PEIB) del MINEDUC y en el Museo Fonk de Viña del Mar”.

-¿Qué efectos esperas que tenga en los niños este material?

“Espero que sea un aporte práctico. Cuando probé la maqueta en la isla, todos los niños estaban fascinados. La idea es incentivarlos para que desde pequeños aprendan y practiquen la lengua, porque la mayoría de los trabajos que se realiza se basan en escrituras y textos, y no de manera más didáctica. El objetivo es enseñar la lengua de sus ancestros desde la primera infancia. Además, espero que sea un aporte para mantener su lengua y lo que hice fue reencantarlos con la gráfica, que es mi fuerte”.

-¿Qué importancia das a la lengua Rapa Nui siendo del Continente?

“Una vez un Rapa Nui me dijo que era la única lengua que los conectaba con el corazón, con lo que realmente eran. Entonces no me imagino que a Chile lleguen extranjeros y nos quieran imponer otro idioma y nos olvidemos totalmente del nuestro, porque me va a ir mejor en el trabajo o en las relaciones personales. Eso hace que pierda mis raíces”.

SELLO UPLA

-¿Tu formación en la Universidad de Playa Ancha te ayudó para llevar a cabo este proyecto?

“Siempre tuve profesores de Diseño Gráfico que nos hablaban de las culturas originarias. También hay, en la parte de lenguaje, profesores que se dedican a trabajar y fomentar las temáticas interculturales. Es por eso la importancia de las nuevas generaciones de alumnos que se fijen en nuestros orígenes, en nuestras etnias, porque hay mucho que aprender de ellos y rescatar también. Además la universidad me enseñó a buscar mis propios proyectos y me dio la capacidad para poder lograrlos”.