Posted on 15 Abr 2014

El vicerrector Óscar Valenzuela agradeció y destacó el espíritu solidario de la comunidad universitaria y de los pobladores del Valle de Aconcagua.

De forma rápida reaccionó el campus San Felipe de la Universidad de Playa Ancha para ir en ayuda de los damnificados por el gigantesco incendio de Valparaíso.

Tras una reunión de emergencia, en la que participaron todos los estamentos universitarios –autoridades, académicos, funcionarios administrativos y de servicio, además de estudiantes, se acordó constituir en la sede universitaria un centro de acopio de alimentos no perecibles, ropa e insumos médicos.

De manera oportuna comenzó a llegar la ayuda, no solo de la comunidad universitaria sino también de habitantes del Valle de Aconcagua, que a través de una emisora local se enteraron que el Campus sería centro de acopio.

A su vez los estudiantes se pusieron a disposición de las autoridades locales para colaborar en la clasificación de donaciones antes de enviarlas a la Intendencia Regional de Valparaíso.

Centro de acopio San Felipe

Centro de acopio San Felipe

El vicerrector del campus San Felipe, Dr. Óscar Valenzuela, dijo que “cumpliendo con la directrices entregadas por las autoridades universitarias y tras mi visita a la sede central el día domingo, desde las primeras horas del lunes 14 comenzamos a elaborar nuestro plan de acción”.

La primera remesa con las donaciones reunidas será trasladada en un vehículo institucional hasta la Casa Central de la universidad, en las primeras horas del martes 15 de abril.

El Vicerrector agradeció y destacó el espíritu solidario de la comunidad universitaria y de los pobladores del Valle de Aconcagua.

La autoridad comentó que hay dos estudiantes del Campus que perdieron sus viviendas en Valparaíso y las acciones para ir en su ayuda están siendo coordinadas por la directora de Desarrollo Estudiantil del Campus, asistente social Karina Gómez.