Posted on 4 Sep 2014

Los estudiantes de la carrera de Pedagogía en Educación Tecnológica de la Facultad de Arte, hicieron llegar atriles, roperos y estantes rodantes para los niños y niñas del establecimiento JUNJI, ubicado en el cerro Cordillera.

Entrega de materiales a jardín Bambi

El académico Raúl Carreño hizo entrega del material de trabajo

Una importante donación que consistió en 18 atriles, dos roperos y dos estantes rodantes para cajas separadoras realizaron los estudiantes de Pedagogía en Educación Tecnológica de la Facultad de Arte de la Universidad de Playa Ancha al jardín infantil “Bambi”, con el objetivo de aumentar el mobiliario de trabajo de los niños y niñas que asisten regularmente a este establecimiento de la JUNJI del cerro Cordillera de Valparaíso.

Raúl Carreño Varas, académico del Departamento de Tecnología de la UPLA y gestor de esta iniciativa, explicó que “nosotros venimos trabajando con este jardín hace cerca de 10 años tratando de aportar algo de nuestra especialidad. Comenzamos con reparaciones de muebles, y con el correr del tiempo hemos ido complejizando y mejorando nuestra ayuda. Para ello, estamos trabajando con el personal de este establecimiento para evaluar sus necesidades, ya que tienen una falencia importante en cuanto a infraestructura”.

“Hoy hemos entregado roperos para que los niños y niñas guarden los disfraces de sus presentaciones; estantes rodantes, para que guarden todos los implementos propios de las representaciones teatrales; y una partida importante de atriles para que ellos, en sus clases de dibujo, tengan el elemento preciso acorde a su altura para que puedan dibujar”, dijo el docente UPLA.

Firma de entrega de los materiales

Firma de entrega y recepción de los materiales

Claudia Cariaga, directora del jardín infantil “Bamby” Valparaíso, agradeció la ayuda entregada y manifestó que “esta donación es muy importante y es algo que nosotras como educadoras siempre estamos esperando. El material es nuevo y confeccionado desde otra mirada, al cual podemos dar múltiples usos en beneficio de los niños y niñas y sus familias”.

“Estos materiales son innovadores, y dará la oportunidad a los niños y niñas de tener espacios educativos nuevos y novedosos acordes a su edad, y a nosotros nos permite contar con espacios más dinámicos para el aprendizaje de los pequeños”, agregó Cariaga.

El material de trabajo recibido por el establecimiento JUNJI será destinado a distintos usos y ciclos educativos. Los muebles (roperos) serán especialmente para los niveles salas cuna; los atriles, que miden menos de un metro, se destinarán a los niños de sala cuna mayor; y los estantes rodantes con espacios separadores, se utilizarán para la etapa de exploración, el descubrimiento y la clasificación de materiales en que se encuentran los niños y niñas de la sala cuna mayor.

Al finalizar la firma de entrega, el académico UPLA Raúl Carreño Varas hizo hincapié que la iniciativa busca motivar y potenciar a los alumnos de tecnología para que pongan sus conocimientos al servicio de los niños y niñas y se cree una relación con ellos. “A nuestros alumnos les hace bien y les crea ese sentimiento de entregarse por completo en hacer cosas por la comunidad, especialmente por los mas pequeños”, concluyó.