Posted on 10 Sep 2013

Luciano San Martín Gormaz dictó la charla “Valparaíso, Educación y Ciudadanía” en el marco del acuerdo de la Comisión de Patrimonio del Consejo de Rectores de Valparaíso para capacitar a profesores de escuelas y liceos municipales porteños en el tema patrimonial.

Con el propósito de estimular la transferencia histórica y patrimonial de Valparaíso por parte de los docentes a alumnos de colegios y liceos municipales de la comuna de Valparaíso, se realizó la Jornada de Educación y Patrimonio. La actividad se enmarcó en el acuerdo de la Comisión de Patrimonio del Consejo de Rectores de Valparaíso para capacitar profesores de la Corporación Municipal en el tema patrimonial.

El académico y director del Centro de Estudios Patrimoniales de la Universidad de Playa Ancha, Luciano San Martín Gormaz, expuso sobre “Valparaíso, Educación y Ciudadanía”.

Durante su presentación manifestó que “esta jornada se caracteriza por ser un espacio de discusión desde el punto de vista de los historiadores, arquitectos y profesores. Nuestro propósito es tratar de hacer una breve reflexión acerca del tema patrimonial desde la perspectiva del trabajo docente y del campo de posibilidades que dispone el profesor al momento de tratar esta temática, lo cual también exige una fuerte presencia por parte de los directores”.

“Para ello se debe analizar primero los compromisos pendientes que tiene Valparaíso, que es transferir la carga simbólica que la hace ser patrimonio, a través de los medios de comunicación de masas; de nuevas propuestas curriculares de los establecimientos educacionales; de la transferencia ciudadana que se da cotidianamente y refiere a las identidades locales donde se interpreta y analiza como las comunidades van traspasando el conjunto de valores simbólicos”, explicó San Martín.

Luciano San Martín GormazEl profesor de Arte argumentó que el aprendizaje en el aula se puede valorar en terreno y el alumno puede ejercitar un rescate de memorias o del pasado e interpretarlo y analizarlo para que perdure en el tiempo. “La memoria se deposita en el individuo, en los conjuntos de individuos y dice relación con las emociones, con los afectos, con lo socioemocional y socioafectivo”, agregó.

“La enseñanza debe partir del patrimonio local como clubes deportivos, historias de poblamiento, memorias de abuelos, de modo que pueda ir rescatando pequeños vestigios del pasado y de interpretación del pasado, porque es una construcción cultural. En ese sentido la memoria permite analizar y reflexionar en torno al futuro, lo que hay que rescatar o lo que hay que olvidar. Por lo tanto cuando tenga esa comprensión y se haya apropiado de ese modelo puede ser transferido a lugares históricos que no corresponden exactamente a su entorno local”, finalizó Luciano San Martín.