Posted on 14 May 2021

Fueron cinco experimentadas profesionales de la cultura que abordaron esta problemática en el coloquio “El trabajo del arte” que organizó virtualmente la Facultad de Artes de la Pontificia Universidad Católica de Chile.

Eileen Karmy

Dedicando la jornada al Dr. Humberto Maturana y a sus afirmaciones relacionadas con su teoría de “El arte de conversar” se desarrolló (7 de mayo) el coloquio “El trabajo del Arte”, instancia que reunió a cinco profesionales de la cultura nacional para debatir y reflexionar respecto de la relación arte/artista y trabajo en Chile, a propósito de la pandemia.

Eileen Karmy, musicóloga y académica de Pedagogía en Educación Musical de la Facultad de Arte UPLA; Estefanía Urqueta, profesora de historia e investigadora independiente; Carla Pinochet, antropóloga; Julieta Brodsky, antropóloga y Carla Romero, moderadora, articularon la actividad en torno a las siguientes preguntas: ¿Qué hace que las y los artistas sean trabajadores?, ¿cuáles son las implicancias de definir el arte como un trabajo? y ¿cómo las políticas sociales y culturales han abordado el trabajo artístico?

A lo largo del encuentro, organizado por el Postgrado en Arte de la Pontificia Universidad Católica de Chile, las investigadoras además discutieron y plantearon que las principales problemáticas del trabajo artístico han sido un tema transversalmente histórico, y que la pandemia y las crisis tanto pasadas como actuales solo han develado la necesidad de pensar seriamente en el arte como trabajo.

Eileen Karmy explicó que el diálogo establecido y los puntos de vista expuestos por cada una de las panelistas las llevó a concluir que la pandemia actual solo vino a descubrir la situación de precariedad laboral de base que vive el sector cultural chileno. Esto -según sus palabras- porque, a pesar de no poder trabajar, las y los trabajadores de la cultura difícilmente pueden optar a beneficios sociales y derechos laborales que les permitan vivir durante este período de crisis.

“Sin embargo, esta precariedad no es nueva y tiene que ver tanto con la naturaleza del trabajo artístico, que generalmente se hace de forma independiente, como con la resistencia del sector artístico a concebirlo como un trabajo propiamente tal”, agregó la musicóloga de la Facultad de Arte.

Coloquio «El trabajo del Arte»

La docente UPLA también hizo hincapié en la importancia de este tipo de jornadas, en el sentido de poner en cuestión la idea del arte como algo abstracto, vinculado a las nociones de genialidad, talento y pasión. Asimismo, dijo que es fundamental ubicar el tema del trabajo en el centro de la discusión para así asegurar que las y los trabajadores de la cultura puedan ser sujetos de derechos sociales y laborales.

“Me pareció interesante que en la conversación se evidenciara lo diversa que es esta problemática en el mundo artístico, habiendo algunos trabajadores que se definen a sí mismos como tal, como gestores, técnicos, y otros que se resisten a esta definición. Creo fundamental, especialmente en este horizonte constituyente, reivindicar que el trabajo artístico también es trabajo -aunque con sus particularidades- justamente para reparar las situaciones de precariedad que ha evidenciado la presente crisis. En ese sentido, pienso que en el centro del debate hay una visión hegemónica del arte, como algo superior, separado de la sociedad y desprovisto de elementos económicos”, finalizó la investigadora Eileen Karmy.