Posted on Ene 19, 2018

Son prácticas performativas correspondientes al “V Encuentro Fronterizo” que organiza el ensamble PPProject (dirigido por el académico UPLA Claudio Santana), y cuyas intervenciones serán el 20 y 21 de enero en el CNCA.

V Encuentro Fronterizo

Claudio Santana Bórquez

Bajo el concepto “El amable desarme del Yo” se desarrolla en la capilla del Hospital Psiquiátrico del Salvador y en el hall del Centro de Extensión del Consejo Nacional de la Cultura y las Artes -Valparaíso- el “V Encuentro Fronterizo”, evento performativo organizado por el ensamble Performer Persona Project (PPProject) que dirige el académico de Teatro UPLA Claudio Santana Bórquez.

A la apertura realizada el pasado viernes 12 de enero se suman dos intervenciones abiertas que tendrán lugar a las 20.00 horas del sábado 20 y domingo 21 en el recinto de Plaza Sotomayor, donde se mostrará y compartirá con la comunidad porteña las acciones resultantes del proceso realizado con los participantes del encuentro, a lo que se anteceden las jornadas de prácticas en la capilla del Hospital del Salvador de Playa Ancha.

Claudio Santana Bórquez, docente del Departamento de Artes Escénicas de la Facultad de Arte, confidenció que este “V Encuentro Fronterizo” es una extensión de lo que ellos como ensamble PPProject vienen realizando desde julio de 2017 a la fecha en la capilla del Hospital Psiquiátrico del Salvador, recinto que gracias a una alianza los ha acogido para desarrollar sus prácticas cotidianas como ensemble y también con los usuarios internos del recinto de salud.

“En esta oportunidad, hicimos un trabajo intenso durante cuatro días con una treintena de muchachos y muchachas en la capilla del hospital, cuyo proceso y resultado se mostrarán en el hall del Centex a todo el publico que quiera conocer y observar nuestra propuesta que se centra en la experiencia viva del ser humano (actriz o actor) en acción”, agregó.

V Encuentro Fronterizo

Esta propuesta se centra en la experiencia viva del ser humano en acción

-¿Cómo definiría usted este trabajo o corriente performativa?

“La podría definir como algo cercano a ‘el Yoga del actor’. Hay algunos estudios en el ámbito del teatro que los han calificado así. Sin embargo, esto no es teatro porque no hay una obra contada, no hay personajes, no hay escenografía, ni siquiera hay escenario. Lo que nosotros buscamos con el ensamble es el contacto directo entre las personas, entre observadores -si se quiere- y nosotros que somos los actuantes o performer, que es simplemente el que hace algo.

Los principios de trabajo actoral que utilizamos están influenciados por un gran reformador del teatro del siglo XX que se llama Jerzy Grotowski, justamente él se centra en el ser humano como eje del trasfondo y del acto del acontecimiento escénico; ya no es el texto, no es el dramaturgo, el autor o el director de teatro, es el ser humano el que lo hace, el que consuma la acción. Los procedimientos que se han utilizado mas frecuentemente por ejemplo es cantar cantos tradicionales de raíces folclóricas, cantos que tienen alguna historia y pueden tener inmediatamente un impacto en cada uno de nosotros, como estar al lado de una batucada y sin querer comenzar a bailar.

Hay ciertas técnicas precisas y posturas del cuerpo concretas, definidas, milenarias, así como respiraciones específicas, incluso mantras, cantos, sonidos y resonancia en el cuerpo que cualquier persona puede hacerlas en procura de una transformación. Acá es cantar, seguir las palmas, seguir los pasos, los pequeños movimientos que entran en el cuerpo. Luego está el ritmo y por supuesto el cuerpo para hacer todo el respiro.

Es decir, es la práctica la que hace que esto emerja como sin quererlo y lo haga desde uno, y el trabajo colectivo permite que justamente encuentre un grado de concreción o de consumación. A esto nosotros (PPProject) le llamamos acción, que es un acto que compromete completamente a la persona que lo asimila como rutina e influye en su cabeza, su cuerpo y su corazón, como el yoga”.

V Encuentro Fronterizo

El encuentro es organizado por el ensamble PPProject, cuyo director es el académico UPLA Claudio Santana Bórquez

-Específicamente ¿a qué apuntan con las actividades propuestas en este “V Encuentro Fronterizo?

“Primero que nada quiero dejar claro que este evento performativo no es un taller, sino que es un encuentro donde la comunidad desde su frontera o posición practique junto a nosotros. Apuntamos a que los participantes desde su propia posibilidad física, vocal, humana, puedan ser parte de este proyecto inclusivo que no persigue un determinado resultado.

En lo concreto nuestro trabajo se enfoca en el cuerpo, en el canto, en el ritmo y en las acciones. En un ambiente de muy alta atención y silencio nos damos la oportunidad de buscar lo que cada uno necesita dentro de la práctica artesanal del actuante. Una práctica que no persigue ninguna utilidad, sino solamente recobrar ese alineamiento entre uno mismo, su interior y lo que nos rodea.

Pretendemos dar cuenta de nuestra respuesta frente a un trabajo, a un tema y al concepto del encuentro que es “El amable desarme del Yo”, que en el fondo significa que nosotros damos una respuesta escénica en una acción que está compuesta por solo cuerpo, solo canto y solo acciones”.

V Encuentro Fronterizo

Las intervenciones son una extensión de las acciones que PPProject desarrolla en el Hospital Psiquiátrico de Valparaíso

-¿Nos podría hablar más del concepto ‘El amable desarme del Yo’?

“Es un concepto que lo sacamos del filósofo coreano Byung-Chul Han desde un pequeño texto que se llama “La sociedad del cansancio”. El desarme del Yo tiene que ver con poder llegar al punto más sustancial del ser humano -similar a los pensamientos y procedimientos actorales ya experimentados desde el ámbito del arte escénico por Grotowski- de cómo nos damos cuenta que vivimos una vida con muchos roles, llenos de máscaras, de normas, de institucionalización, de decretos y de leyes. Entonces es a través de la práctica actoral que podemos llegar al punto de despojarnos de esas normas que muchas veces son auto-impuestas.

Asimismo, se hace referencia a un sujeto de rendimiento contemporáneo, donde nosotros somos nuestros mejores explotadores, porque se nos ha dicho que todo es posible hacerlo si uno se esfuerza, y al final estamos todo el día trabajando sin pausas ni descanso.

Entonces ‘El amable desarme del Yo’ habla de afrontar la fatiga y de poder encontrarnos con otras personas dentro de esa fatiga. De poder mirarnos nuevamente y descansar en la mirada de los otros. De ahí que nuestra práctica se elabora mucho en silencio, sin mucha instrucción, mas bien seguir todo lo que acontece y desde ahí cada uno va descubriendo su cuerpo, incluso sus necesidades más intimas.

Byung-Chul Han habla que este cansancio nos hace estar muy aislados, como que dejamos de ver, de mirar, de escuchar y nos quedamos solos en nuestro rendimiento. En su mismo texto hace referencia a Peter Handke, quien propone esta otra mirada de mirar el cansancio como algo que puede volver a unirnos y a recobrar, solo si aceptamos -por supuesto- que estamos agotados y de poder parar y contemplar. Si tomamos este principio para el trabajo creativo entonces nos encontramos en la corriente de los laboratorios teatrales de Grotowski, Zmylowski, Barba, entre otros, quienes ya vieron en el silencio y la atención al sí mismo como un territorio fértil para la acción. De ahí viene el concepto ‘El amable desarme del Yo’, el que hacemos dialogar con influencias, filosofías y prácticas del arte del actor que están centradas en el ser humano”.

V Encuentro Fronterizo

Los encuentros fueron creados en 2015 con el objetivo de instalar un espacio-tiempo para la práctica performativa

-En cuanto a los encuentros ¿cuándo surge la idea de realizarlos?

“Los encuentros fronterizos se crearon en 2015, fue una idea desarrollada junto a Francesca Bono, productora del PPProejct, con el objetivo de instalar un espacio-tiempo para la práctica performativa, abierto para toda la comunidad y dentro del cual el centro fuera dedicado al ser humano en acción.

El primer encuentro se realizó ese año siendo los primeros invitados la compañía italiana Instabili Vaganti. Luego en 2017 se hizo presente el director y destacado investigador polaco Grzegorz Ziolkowski; el mismo año con el ensamble viajamos a Italia y Polonia gracias a un Fondart Ventanilla Abierta. La cuarta edición tuvo lugar en la capilla del Hospital del Salvador (2017), que fue el primero basado en el concepto de ‘El amable desarme del Yo”, el cual hemos querido explorar y extender este 2018 en el recinto del Centex.

Quiero destacar que el ensamble Performer Persona Project es una agrupación que cuenta con siete años de trabajo ininterrumpido y está compuesta por Francesca Bono (productora PPProject y co-directora del Encuentro Fronterizo), los actores Juan Pablo Vásquez, Braulio Verdejo (actor UPLA), Vicente Cabrera y yo como su director”.