Posted on 26 Ene 2018

Iniciativa es impulsada por la Unidad de Inclusión de la universidad, que lidera María José Maturana Otey.

Plaza inclusiva

Plaza inclusiva

Sí, una plaza inclusiva es en lo que se transformará el espacio ubicado en el acceso al edificio institucional de la Universidad de Playa Ancha. Para ello, la Unidad de Inclusión trabaja en la adecuación de ese lugar, que actualmente cuenta con dos esculturas que fueron creadas bajo el concepto de inclusión y unión de los tres estamentos.

Se trata de obras elaboradas por los académicos de la Facultad de Arte, Maricel Gómez de la Errechea Cohas y Pablo Villegas Rodríguez, en el marco de la ejecución del proyecto “Políticas, Cultura y Prácticas Inclusivas en la Universidad de Playa Ancha”, financiado por el Fondo de Desarrollo Institucional (FDI) del Ministerio de Educación y que se adjudicó la Unidad de Inclusión en 2016, cuando su directora era Fernanda Ramírez Montecinos.

Desde 2017, este cargo lo asumió la profesional María José Maturana Otey, quien continúa en esta senda de promover y potenciar este aspecto en la comunidad universitaria. De este modo, se siguió adelante con esta iniciativa que hace varios meses se materializó con la instalación de las esculturas, a las que -esta semana- se sumaron las placas que dan cuenta de sus autores, técnica utilizada y el nombre del proyecto.

“Nosotros queremos habilitar una plaza inclusiva, esa es la proyección. La idea es partir con estas dos obras y de a poco habilitar ese espacio para que sea un lugar propio para las personas en situación de discapacidad; a ella se sumarán plantas olfativas, bancas especiales e iluminación con el objeto de ir ganando espacios al interior de la universidad”, explicó María José Maturana.

Plaza inclusiva UPLA

“Diálogos” de Maricel Gómez de la Errechea Cohas

Esculturas como símbolos de inclusión

Al salir del edificio institucional las personas se encuentran de frente con la creación de la académica Maricel Gómez de la Errechea Cohas denominada “Diálogos”, que está compuesta por tres figuras humanas de gran escala (1.90 metros cada una) hechas en aluminio coloreado rodeado de pilares de roble.

La artista explica que la estructura se preocupa de analizar las dinámicas de la comunicación/incomunicación que se presentan en la paradoja de las diferencias como lugar de tensión social, política y cultural, de modo que los tres personajes formulan una pregunta visual sobre la inclusión: sus conflictos y puntos de encuentros.

“Los pilares de madera, de gran altura, representan la institucionalidad, que es justamente el lugar donde se construyen los discursos sobre la inclusión, mientras que los hilos de metal (que rodeaban la estructura y que fueron sacados por seguridad) corresponden a la malla de significaciones que contiene este ‘diálogo’, pero que están sustentados por la universidad”, detalla la académica de la Facultad de Arte.

Respecto a la situación de diálogo de los personajes recalca que sólo es posible en la medida que haya horizontalidad de la experiencia “en la confrontación con la otredad como un único y semejante a la vez. Lo que de algún modo, coloca en relieve la importancia ética que conlleva por parte de la institucionalidad crear las condiciones de valoración de la diferencia como valor social”.

Plaza inclusiva UPLA

“Bajo un mismo techo” de Pablo Villegas Rodríguez

A pasos de “Diálogos” se encuentra la escultura “Bajo un mismo techo” del académico Pablo Villegas Rodríguez, realizada con la técnica de fundición en aluminio y fierro soldado.

El artista plantea que es una escultura que habla sobre protección y comunidad, en ella “podemos apreciar un plinto de concreto el cual representa la estabilidad institucional de nuestra universidad, sobre este, tres personajes sentados, uno al lado del otro, los cuales representan a alumnos, funcionarios y profesores, todos ellos protegidos por un robusto paragua metálico dando a entender que todos de una u otra forma somos, contenidos, protegidos y aceptados por nuestra institución”.

Villegas agradeció a los profesionales de la Unidad de Inclusión que propiciaron la construcción de estas obras y destacó el apoyo de Marco Muñoz del Campo y Nelson Salinas en la instalación de las esculturas; y de sus ayudantes Diana Daza y Yasmín Montenegro.